Icono del sitio Mujer Y Vida

¿Cuándo aprenden los niños los colores?

Muchos padres sienten curiosidad por saber cuándo sus hijos aprenden los colores. Es una pregunta que se ha hecho durante años, pero la respuesta es diferente para cada niño. Algunos niños pueden conocer todos sus colores cuando tienen entre 18 y 24 meses, mientras que otros no los aprenden hasta los 3 o 4 años. Los niños aprenden a diferenciar el amarillo a los 27 meses, el azul a los 30 meses y el verde a los 33 meses según la NCDA (Autoridad Nacional de Desarrollo Infantil).

Hay dos teorías sobre cuándo los niños suelen empezar a identificar los colores. Una teoría es que comienza en la infancia, porque los bebés pueden distinguir entre diferentes tonos del mismo color antes de nacer. La otra teoría es que los niños pequeños generalmente comienzan a aprender los colores entre los 18 y los 24 meses, lo que coincide con el momento en que comienzan a hablar.

Los niños aprenden a identificar diferentes colores a medida que se desarrollan y crecen. Comienzan a identificar al menos un color a los 3 años. Aprenden los colores de diferentes maneras, como a través de formas y viendo la naturaleza. Sin embargo, no existe una edad adecuada para que los niños comiencen a aprender los colores. La línea de tiempo de un niño es diferente a la de otros.

Enseñar los colores a su hijo puede ser una parte divertida e importante de su desarrollo. Hay algunas pautas generales que debe seguir mientras aprenden los colores. ¡Esta publicación de blog le dará consejos sobre cuándo los niños aprenden los colores y las mejores maneras de enseñarlos!


¿Cuál es la línea de tiempo para que los niños aprendan los colores?

Los niños aprenden los colores en varios momentos. La mayoría aprende a reconocer los colores básicos (como azul, rojo y amarillo) entre su primer cumpleaños y el segundo año. Otros aprenden antes de ese tiempo o no hasta que tienen alrededor de cinco años. Algunos aprenden intuitivamente mientras que otros aprenden a través de instrucciones explícitas. La verdad es que hay todo tipo de niños que aprenden los colores de diferentes maneras.

No existe una forma «correcta» de aprender los colores. Algunos niños aprenden asociando objetos con colores. Algunos aprenden etiquetando y señalando la diferencia entre dos artículos similares (como un vaso azul y un vaso rojo). Mientras que otros aprenden enseñando. Aprender colores no se trata solo de aprender cómo se llaman. Se trata de entender cómo aprender y usarlos en situaciones nuevas.

Entonces, ¿cuándo saben los niños los colores? ¡Depende del niño! No existe una edad “adecuada” para que cada niño aprenda sus colores. Por lo general, comienzan a reconocer algunos básicos entre los 12 y los 24 meses de edad y luego aprenden otros a medida que pasa el tiempo.

Aprenden un color cada semana, pasando gradualmente de seis a 18 colores básicos durante dos años. Los niños aprenden los nombres de los colores siguiendo sus manos mientras señalas los elementos que combinan. Esto se puede hacer fácilmente enseñándoles a sus hijos un material escolar por día, señalándolo cuando digan su nombre.

Otra forma de enseñarles es a través de ayudas visuales. Como carteles con imágenes de objetos correspondientes a diferentes colores: pelota amarilla, bote naranja, etc. Intente dar a los niños un objeto que coincida con su color correspondiente y pregunte qué es. De esta manera, aprenderán fácilmente sobre los colores y los diferentes objetos.


¿Cuáles son los problemas que enfrentan los niños para aprender diferentes colores?

Aprender los colores es un viaje para los niños. Se necesita tiempo y algo de práctica para aprender a usar palabras como rojo o amarillo para describir lo que ven en la página.

Sin embargo, algunos niños enfrentan problemas cuando comienzan a conocer los colores. Como muchos niños asocian ciertos nombres de colores con ciertos objetos durante sus años de formación. Ven el color y el objeto como lo mismo. Por ejemplo, puede ser común que los niños pequeños piensen que “rojo” se refiere exclusivamente a una manzana. La razón podría ser que está haciendo que su hijo aprenda los colores usando el mismo objeto una y otra vez. Sin embargo, con el tiempo, los niños aprenden la diferencia entre un color y un objeto en particular.

El segundo problema es que a veces los niños saben los nombres de los colores pero no pueden identificarlos. Como si pudieran conocer el nombre del color «rojo» pero no pueden identificarlo con objetos como una manzana. Sin embargo, depende de usted enseñarle a su hijo cómo desaprender estos errores. Los niños, con el tiempo, desarrollan una comprensión del color en sí.

También hay problemas de desarrollo. Algunos niños pueden tener problemas como daltonismo y un trastorno del espectro autista. Estos trastornos pueden impedirles aprender cosas nuevas. Un niño con autismo puede tener dificultades para comunicarse y pronunciar nombres de colores. Por otro lado, un niño con daltonismo puede tener dificultades para distinguir los diferentes colores. Si su hijo enfrenta alguno de los síntomas anteriores, debe consultar con los médicos.

7 formas de enseñarle a tu hijo sus colores

Una pregunta que los padres se hacen a menudo es ¿cuándo aprenderán los colores sus hijos? No es raro que los niños aprendan la diferencia entre el rojo y el azul antes de aprender el abecedario. Pero, ¿cómo sucede esto? ¿Y qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos a aprender más sobre nombres de colores, objetos y otros aspectos del color?


Bueno, aquí hay siete maneras de enseñarle a su hijo sus colores.

1. Comienza con las formas primero

Esto es algo con lo que deberías empezar. Según los estudios, lo principal que aprenden los niños a la edad inicial son las formas. Por lo tanto, pueden aprender las formas de los animales o plantas con o sin colorearlos. También puedes hacer que aprendan el nombre de los colores con la ayuda de las formas.

Por ejemplo, el rojo es un círculo; el amarillo es un óvalo. El verde puede ser un cuadrado o un rectángulo; ¡y el púrpura podría tener cualquier forma! ¡Puedes pensar fuera de la caja!

2. Usa ejemplos de la naturaleza

La otra forma de enseñarle al niño los nombres de los colores es usar ejemplos de la naturaleza. La naturaleza existe en todas partes. Simplemente lleve a su hijo al parque y puede hacerle saber las cosas en el parque. Luego háblales de los árboles y hazles saber que este es de color verde. De la misma manera, puedes presentarles los nombres de los colores frutas, hierba, banco, etc.

Por ejemplo, las manzanas son rojas, los plátanos son amarillos, las hojas pueden ser verdes o marrones, ¡o ambas!

3. Dele a su hijo crayones de diferentes colores.

Los niños aprenden haciendo, así que déjelos usar crayones para colorear. ¡Mezcla colores primarios y secundarios para divertirte aún más! También pueden aprender a colorear con la ayuda de formas. Puede decirles que hagan un círculo y lo llenen de rojo.

Esta actividad les ayudará a desarrollar una comprensión de las formas y los nombres de los colores con diversión.

4. Enseñar con juguetes de combinación de colores

Un juguete de combinación de colores es una forma fácil y divertida de aprender los colores. Esto implicará que el niño haga coincidir el color del juguete con un objeto para el que conoce la palabra. También les ayudará a conocer el objeto con su nombre correspondiente así como a identificar el color de ese juguete. De esta manera ayudará a su hijo a desarrollar habilidades de aprendizaje y comprensión.

5. Enseñar los colores a través de sus comidas favoritas

Esta estrategia implicará que le muestres a tu hijo su comida favorita. Luego señale de qué color es y diga: «¿De qué color es este?» De esta manera, los niños aprenderán a asociar los colores con las cosas que ven. Incluso sabrán el nombre de la comida en el proceso.

6. Usa una caja transparente

Coloque un artículo en una caja transparente que refleje uno de los colores favoritos del niño. Luego puede pedirle a su hijo que le diga qué color se refleja en la caja. Aprenderán sobre esos colores y aprenderán más sobre la iluminación. Cuanto más sepan los niños, más crecerán mentalmente.

7. Enseñar a pintar

Pintar es una buena manera de enseñar a los niños sobre el color. Puedes darles un lápiz y colores. Dibujarán algo según su estado de ánimo y luego los pintarán. Así aprenderán a pintar y colorear también. Incluso puede proporcionarles cualquier forma y darles instrucciones para rellenarlos con colores.

Puede elegir cualquiera de las formas anteriores y puede enseñarle a su hijo el nombre de los colores y otras cosas.

Varios aspectos de los niños aprendiendo colores

El mundo en el que vivimos y nuestras experiencias en él pueden afectar el tiempo que tarda un niño en aprender sus colores. Los niños aprenden de diferentes maneras y aprenden a diferentes ritmos y todos aprenden en un entorno diferente. Además, algunos niños aprenden más rápido que otros, pero todos los niños aprenden a su propio ritmo.

La forma en que su hijo comienza a aprender sus colores podría deberse a la forma en que habla sobre las cosas. También pueden aprenderlos a través del juego u otras señales visuales. La forma en que su hijo aprenda sus colores dependerá de muchos factores diferentes.


Una cosa que puede afectar la forma en que su hijo aprende los colores es el idioma que aprenden en casa. Por ejemplo, si su hijo solo habla inglés en casa. Es muy probable que aprendan más palabras de colores a medida que crezcan. Es porque esto es parte de su vocabulario y lenguaje. Otro aspecto de aprender colores es cuánta exposición tiene su hijo a ciertos objetos. Si su hijo pasa mucho tiempo alrededor de muebles y juguetes con ciertos colores primarios, aprenderá sus colores más rápido. ¡Finalmente, su hijo puede aprender sus colores copiándolo! Si está señalando el color de un objeto, aprenderán que también es un concepto.

¿Cuáles son los diferentes aspectos de Teach Kids Colors?

Hay muchas maneras diferentes para que los niños aprendan cosas nuevas y una de ellas es a través del tiempo de juego. Cuando se trata de colores, puede aprenderlos jugando con su hijo. Por ejemplo, si estás jugando a las escondidas. El color que deberían buscar es el blanco porque así se verá su cara cuando esté tapada.

Otra forma de aprender sobre los colores sería sentarse con su hijo. Luego hacer un juego de clasificar las cosas en canastas por su color. De esta manera, si siempre les pides que clasifiquen objetos en diferentes colores, ¡aprenderán lo que significan! Finalmente, otra forma divertida en que los niños aprenden sobre los colores es a través de libros e imágenes.

¿Por qué es crucial aprender los colores?

-Aprender los colores es otro tipo de tarea importante. Es esencial para la autoestima y el éxito escolar del niño.

-Aumenta su poder de coordinación y desarrolla la fuerza mental. Andar en bicicleta, abrir un taburete, atarse los zapatos, son tareas que aprendes a hacer de niño. Ayudan para toda la vida.

-Si un niño no aprende los colores temprano, entonces podría crear en ellos la creencia de que son lentos. También podría ser frustrante para ellos en la escuela. Por lo tanto, es mejor desarrollar habilidades de aprendizaje de colores en los niños a una edad temprana.

– Aprender los colores ayuda a aprender a deletrear las palabras correctamente porque las palabras se escriben en el color que representan.

– Los niños aprenden sus colores desde el principio asociando un objeto con su color respectivo. Esto ayuda a aprender objetos y colores juntos de una manera sencilla.

Conclusión

Los niños aprenden sus colores en diferentes momentos de la vida. Depende de la frecuencia con la que estén expuestos a ellos. Lo mejor que puede hacer como padre es exponer a su hijo a todos los colores básicos. Les dará más posibilidades de aprender. Si su hijo tiene algún problema de desarrollo, entonces prefiera una consulta médica.

Salir de la versión móvil